Make your own free website on Tripod.com
Monedas de la República Oriental del Uruguay
www.monedasuruguay.com
 

Catálogo completo de monedas uruguayas desde 1840 al presente,
con amplia información numismática e histórica.

Nuevas monedas uruguayas con animales de la fauna autóctona silvestre.

El Uruguay es una República de escasa extensión territorial ubicada en el extremo sur del continente americano. Su vida como país independiente está cercana al bicentenario. En 1840, apenas una década después del comienzo de la construcción del Estado nacional, se acuñan en Montevideo las primeras monedas con denominación República Oriental del Uruguay. A pesar de carecer de tradición minera y no haber desarrollado las infraestructuras para poseer ceca nacional, igualmente, desde ese momento al presente, Uruguay acumuló un significativo acervo numismático. Con el afán de difundir ese rico patrimonio y compartir con coleccionistas e investigadores toda la información que en la materia se pueda reunir, desde 2005 se construye en Internet el sitio Monedas de la República Oriental del Uruguay. En este artículo se describen las diversas secciones para que los visitantes se familiaricen con el material disponible.

Por el interés histórico que despierta el estudio numismático, la primer sección y forma de ordenamiento del catálogo es por fecha. Aquí se exponen imágenes y detalles de dos centenas de piezas de curso legal, con denominación República Oriental del Uruguay, acuñadas desde 1840 al presente, estructuradas por los cuatro signos monetarios utilizados en el país (Peso Fuerte, Peso, Nuevo Peso y Peso Uruguayo). Se ha dado especial relevancia a lo visual. La ficha descriptiva de cada pieza, además de presentar anverso y reverso en detalle de gran formato, cuenta con un segundo par de imágenes en escala real relativa a las demás del catálogo y con la indicación del giro. También se señalan módulo, peso, ceca, metal, emisión, período de circulación y las observaciones que correspondieren. Entre los ejemplares más interesantes para la visita se destacan el “Cinquiño”, el “Sol de Cabellera”, el “Peso del Sitio”, el “Peso del Naufragio”, el “Puma de Plata”, todas las series del popular “Vintén”, la “Chanchita de plata”, el “Gaucho de Plata”, etc.

Por otro lado, las piezas no son ejemplares aislados. Resultó importante incluir un espacio para valorarlas en su contexto de diseño y escala. Así se ordenaron las imágenes en conos o series monetarias que permiten una perspectiva de conjunto.

Separada de las piezas de curso legal, esta sección presenta los ensayos, pruebas y emisiones especiales que acompañaron a cada proceso de acuñación. Se destacan ejemplares como los "40 Reales" de 1840, el "Doblón de Oro" de 1870 y el "Artigas de Michelena".

Para facilitar la búsqueda, también se incluyó un listado ordenado por los signos monetarios y los valores faciales de las piezas, lo que permite otro acceso rápido a las mismas.

En esta sección se incluye información sobre los diferentes metales, sus características, etimología e importancia histórica y económica, así como un ordenamiento de las piezas uruguayas divididas por los metales en que fueron acuñadas.

Para colaborar en la tarea de identificación, se incorporó un listado de las Casas de Moneda contratadas por Uruguay, con sus marcas en gran tamaño para su más sencilla apreciación. Esta página enlaza con los sitios web de las casas acuñadoras y con las respectivas piezas nacionales que elaboraron.

Para muchas de las emisiones monetarias se han utilizado varios cuños que tienen sutiles diferencias, en otros casos ha variado el giro de las piezas o han aparecido cambios menores por el estilo. A veces se discute sobre el valor de estas variantes, pero en cualquier caso en esta sección se listan todas las conocidas y reportadas.

El devenir histórico ha impedido muchas veces que, acuñaciones decretadas por Ley, se llevaran a término. Aquí se listan todos los casos, vinculados a su norma respectiva. No se incluyen los ensayos, ya que estos, al menos, lograron materializarse más allá de lo escrito.

Uno de los objetivos principales del sitio es lograr establecer un fuerte lazo de conocimiento entre cada moneda y las circunstancias en ella representadas. En cada pieza se está incluyendo información de los elementos que la componen, de los artistas que desarrollaron esas imágenes y una base de información que aumente la apreciación de las mismas. En esta sección se ordenan todas esas variadas temáticas.

En Uruguay, por mandato constitucional, es el Poder Legislativo quien tiene la competencia exclusiva de la decisión de acuñar moneda. Teniendo presente esto, el sitio cuenta con un apéndice con las leyes que crearon cada una de nuestras monedas. Estos textos, entre leyes, decretos y resoluciones, tienen un importante valor ya que colaboran a situar las piezas en su marco histórico-político, a conocer los motivos de su acuñación, de su retiro de circulación y hasta el destino de los dividendos que generaron.

No todos quienes visiten el sitio deben ser conocedores de numismática. Para ellos se incluyó un glosario con términos, entre técnicos, modismos y denominaciones locales. En definitiva la intención es que hasta un neófito termine con un panorama claro de nuestro monetario al finalizar su visita.

Puede también encontrarse una página con vínculos a los bancos emisores, a las casas oficiales de moneda con las que ha operado Uruguay, a catálogos nacionales de moneda de otros países, con similares características a este, a portales nacionales y a numerosos sitios amigos, con quienes se comparte el interés por la numismática.

Para quienes deseen conocer más sobre la numismática uruguaya, se citan múltiples libros y publicaciones impresas, nacionales e internacionales, que han sido apoyo e inspiración para el desarrollo del sitio.

Esperamos que el sitio sea de interés y que pueda ayudar a ordenar y valorar las piezas de coleccionistas. Recibiremos con agrado los comentarios, críticas y aclaraciones. Para ello encontrarán también un enlace a nuestro correo electrónico. Nos importa mucho la difusión del patrimonio nacional. Deseamos hacerlo de la manera correcta y será el juicio de nuestros visitantes el que confirme o corrija nuestras intenciones.